3 de enero de 2014

Los signos de interrogación y exclamación. I


¿Sabías que...?

En español, a diferencia de en otros idiomas, los signos de interrogación (¿?) y de exclamación (¡!) son dobles, es decir, cierran y abren la oración. No es raro ver, en titulares de periódicos o en revistas, que solo se utiliza el signo de cierre, o la utilización inversa por equivocación, abriéndolos con el punto hacia abajo y cerrándolos con el punto hacia arriba.

Los signos de interrogación o de exclamación de apertura también deben escribirse cuando preceden a una letra capitular.


Los signos de exclamación e interrogación se escriben pegados a la primera y a la última palabra del período que enmarcan y separados por un espacio de las palabras que los preceden o los siguen, excepto cuando lo que sigue es otro signo de puntuación, en este caso va pegado.

Su uso principal es, como su nombre indica, el de delimitar oraciones interrogativas y exclamativas.

COLOCACIÓN

Los signos interrogativos o exclamativos se abren precisamente donde comienza la interrogación o la exclamación, no antes. Si el inicio de la interrogación o la exclamación no coincide con el inicio del enunciado, en este caso comienza con minúscula.

Pero ¡Gregoria!, ¿tú qué te has creído?
¡No!, ¡no!, y mil veces ¡no!

En general, se pueden establecer estas pautas para la apertura y cierre de estos signos:

a) Los vocativos quedan fuera de la interrogación o la exclamación si están en primer lugar de la oración; en cambio, si aparecen al final, se incluyen dentro de la interrogación o la exclamación:

María, ¿sabes ya cuándo te vas de vacaciones?
¿Sabes ya cuándo te vas de vacaciones, María?

b) Los enunciados que piden confirmación van entre interrogaciones, no así los enunciados a los que se refiere la confirmación:


Son las siete, ¿verdad?

c) Las estructuras de valor introductorio quedan fuera de las interrogaciones o exclamaciones:

Por lo que se refiere a la ley, ¿se ha tomado alguna decisión? 



En el próximo post de ortografía continuaremos con los signos de interrogación y exclamación.



Utopía Crítica


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada