2 de abril de 2013

José Urbano Hortelano


Hoy conoceremos a José Urbano Hortelano, de 49 años, profesor de Literatura en un instituto de secundaria. Es el autor de las obras "Criaturas del Piripao" y "Bilis" una dosis de humor negro en diferentes períodos de la historia. Este un escritor, licenciado en Filología Hispánica, nos hablará de su experiencia tanto en la lectura como en la escritura. 
Además nos ha proporcionado el enlace para poder entrar en su blog si tras la entrevista queremos saber más: www.urbanolengua.blogspot.com



Nombre: José Urbano Hortelano.
País: España.

- ¿Cuándo despertó su pasión por la escritura?
Desde la adolescencia, desde que recuerdo estar atraído por la lectura. La pasión por contar historias o por expresar emociones creo que es algo natural, a algunos nos da por hacerlo sobre papel.






- Hay muchas personas que se pasan toda la vida soñando sin lanzarse a por ello. En ocasiones asusta el hecho de enfrentar nuestra obra a los ojos críticos de los editores. ¿Cómo se decidió a publicar?
 Pues me costó muchísimo, y, posiblemente fuera por la propia deformación profesional del que está continuamente corrigiendo textos literarios de otros y comentando obras. Hasta que no tuve algo que realmente consideré interesante para un número suficiente de público y con la suficiente calidad literaria ni siquiera intenté publicarlo. Mi primera novela "Criaturas del Piripao", me la publicó la Editorial Carena en 2011 y fue la primera obra en la que creí de veras. Lo que había hecho anteriormente ni siquiera lo saqué del cajón o del archivo del ordenador para que nadie lo leyera. 


- Dicen que cada personaje lleva siempre una parte del autor. Rasgos de su personalidad, pensamientos, apariencia... ¿Cree que es inevitable aportar a nuestos personajes algo de nosotros mismos?
Por supuesto, una obra literaria siempre contiene parte del espíritu del autor, es innegable incluso en las obras que encierran una ficción más acentuada. La filtración de nuestros temores, de nuestras filias, de nuestros odios es algo que no se puede evitar, es más, una obra literaria es siempre una autobiografía alternativa de las vidas que a uno le hubiera gustado vivir o de los mundos que hubiera querido observar.



- Algunos escritores aparecen de la noche a la mañana, otros se pasan años escribiendo hasta conseguir lo que buscan. ¿Termina todo lo que escribe o tiene borradores inacabados?
 Más que borradores inacabados lo que guardo son muchas narraciones y poemas que no he creído necesario mostrar a nadie porque no estoy contento con ellas o, simplemente, porque son desahogos personales y no otra cosa.


- Para todos aquellos que aun no se han animado a comenzar a escribir, cuéntenos, ¿qué se siente al sumergirse en el mundo de la escritura?
La escritura te permite ahondar en tu propia personalidad, conocer aspectos que ni siquiera sabías que escondías en el subconsciente. Te permite ser otro, volverte otro y después, descubrir que eres alguien bien diferente de quien pensabas, es más, te descubres en tantas facetas inopinadas que no te reconoces y te sorprendes constantemente. Es una vida nueva y, a veces, también, un sufrimiento nuevo.


- Ahora una cuestión de animación a la lectura para los más jóvenes, ¿qué libro recomendaría a un adolescente que aun no ha conseguido convertirse en lector?
Este es el quebradero de cabeza de todos los que nos dedicamos a la enseñanza. No hay un libro mágico que anime a la lectura o que haga convertirse en lector a alguien que no lo ha sido. Podría recurrir a los clásicos de la literatura adolescente (Verne, La isla del tesoro...) , pero ya no funcionan, te lo puedo asegurar. Nos está sorprendiendo últimamente un libro de un autor del que yo no soy muy aficionado pero que entre los lectores de 14 y 15 años causa verdaderos efectos de animación lectora sorprendente. Me refiero a Carlos Ruiz Zafón y su "Príncipe de la niebla". De todas formas, la mejor manera de animar a un adolescente a la lectura es no obligarle a leer, es decir, lo contrario de lo que hacemos en las aulas.


- ¿A qué edad comenzó a interesarse por la lectura?
Yo era lector de tebeos desde los 6 años, los cambiaba por dos reales en el quiosco de mi pueblo, y de ahí pasé a la lectura de todo lo que caía en mis manos, desde Zola hasta "Los Cuatro Fantásticos".


- Los escritores son ante todo lectores, ¿cuál diría que es su autor favorito o su obra predilecta?
No puedo hablar de una obra favorita o de un autor predilecto. Eso está hecho para las casas comerciales, pero mis gustos no funcionan así. Según la época o el momento algunos autores que me han entusiasmado se me han hecho odiosos más tarde y viceversa. Últimamente estoy leyendo con mucho interés a Philip Roth, a Orhan Pamuk, a Coetzee, también a un autor de los 60, George Perec, a Döblin, y disfruto con la relectura de Shakespeare, de Leopardi, de Cervantes, de Lope... "En busca del tiempo perdido" de Proust y las novelas de Faulkner me cambiaron la manera de entender la literatura, pero hace tiempo que los leí y tendría que volver sobre ellos para renovar impresiones. Así funcionan mis gustos literarios, por edades, por temperaturas, por el momento del día...




- En cuanto a su obra "Criaturas del Piripao", ¿podría darle a los lectores una breve introducción? Háblenos no solo del argumento en pocas palabras sino también de su inspiración. 

"Criaturas del Piripao" es una historia disparatada ambientada en la Castilla del XVI. El eje de la acción es un juglar trasnochado que se encontrará con lo más perverso de la sociedad de ese tiempo: nobles, curas, cómicos de la legua musulmanas acusadas de brujería..., en fin todo un elenco de personajes que sirven para hablar de la imposibilidad de desarrollo del individuo ante el poder. 
Mi inspiración nace de mi dedicación como profesor de literatura. El mundo barroco es una inspiración continua para cualquiera interesado por la buena lectura y un ambiente propicio para hablar de los desmanes de los poderes fácticos.


- Para escribir sobre una época concreta de la historia es imprescindible llevar a cabo una labor documental. En su caso, ¿dedicó mucho tiempo a verificar datos históricos o a documentarse en general? 

Sí, me documenté con bastante detalle sobre todo en lo que respecta al comportamiento de la Inquisición con los conversos a finales del XVI y la estructura y funcionamiento de los cómicos de la legua. Además de todas las lecturas de autores de la época que uno tiene en el depósito.


- Describe su primera obra, "Criaturas del Piripao", como una sátira de humor negro. ¿Cómo se le ocurrió el argumento principal de la historia y estos matices? ¿Supo desde el principio cómo quería que fuera?

"Criaturas del Piripao" nace de una idea original que luego fui modificando un poco en el transcurso de la escritura. Además, me apoyé sobre todo en el desarrollo paródico de tres personajes de nuestra literatura de esa época: Lope, Quevedo y Cervantes. Las influencias del Decamerón de Boccaccio y del "Guzmán de Alfarache" me sirvieron como referentes para situar al lector en un siglo XVI real y a la vez literario.




- Háblenos un poco de "Bilis", su libro ambientado en la posguerra. ¿Qué intentaba transmitir cuando se sumergió en este proyecto? 

En "Bilis" intenté transmitir la imposibilidad de recuperar nuestros recuerdos por mucho que nos empeñemos en ello, en demostrar que la memoria es evanescente y traidora. A partir de una serie de hechos reales construí una ficción que imponía esta lectura a través de su protagonista que sufre la impotencia de no poder recuperar un pasado traumático y debe recurrir al subconsciente para completarlo. La historia está ambientada en el mundo de la España rural de la posguerra, en concreto en el mundo del comercio y se trata a partir del intento de reconstrucción de unos hechos ocurridos en la Guerra Civil y en la inmediata posguerra. Intenté reflejar con fidelidad ese mundo de miseria, silencio, rencor y opresión, no sin darle un toque de humor negro que considero necesario para la crítica social.


- ¿Qué tipo de lector cree que podría interesarse por sus novelas? Si tuviera que atraer a personas que no conocieran ninguna de sus obras, ¿qué les diría? ¿Cómo les describiría estas obras?

A mis novelas creo que se puede acercar cualquier tipo de lector, desde el más cultivado hasta el que busque solo entretenimiento y emoción. "Criaturas" juega con la dificultad del lenguaje, en un intento de aproximarme a la lengua barroca, pero no resulta tan difícil de leer como aparentan las 20 primeras páginas, ahora bien, un lector avezado en esa época la va a disfrutar más. "Bilis" es una novela que no tiene ninguna dificultad de lectura, así me lo han confirmado los lectores y que resulta muy interesante para todos los que han vivido la época y también para los que no lo han hecho por su estructura de thriller y por el dibujo vivo de una realidad que todos tenemos presente.



PRÓXIMAMENTE...

Hablamos con Esteban Zapata escritor colombiano del blog http://fantasyandvoid.wordpress.com/ y autor de Memorias de la Nada.




Utopía Crítica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada