3 de abril de 2013

Enrique Sanz Pascual




Hoy vamos a conocer al bloguero segoviano Enrique Sanz que creó su página en honor a la Academia de los Ociosos del Buen Retiro de Madrid, que es, citando textualmente a este escritor español:

"Una de las ciudades que más me gustan 
y me inspiran para escribir."

Por ahora ha publicado dos historias largas, El Blues de Venus y El camino de los héroes, además de entradas esporádicas. Esperemos que Enrique Sanz siga escribiendo en su Academia y que algún día llegue a publicar en el complejo mundillo editorial. Para leer sus escritos solo tenéis que visitar su blog: http://laacademiadelosociosos.blogspot.com.es/

"Me gusta pensar que lo que escribo son las mismas historias 
que suenan en las viejas canciones."




Nombre completo: Enrique Sanz Pascual
 País: España
Estudios o profesión: Licenciado en Historia
Edad: 24




- ¿Cuándo despertó su pasión por la escritura?

Supongo que cuando era adolescente. A los dieciséis años tuve una novia a la que también la gustaba la escritura, y mutuamente empezamos a teclear las primeras páginas. Aunque supongo que de siempre había sentido curiosidad por el mundillo.


- Hay muchas personas que se pasan toda la vida soñando sin lanzarse a por ello. En ocasiones asusta el hecho de enfrentar nuestra obra a los ojos críticos de los editores. ¿Ha pensado en publicar algún día?

Siempre se piensa en publicar algo y darlo a conocer. Al fin y al cabo, el objetivo de escribir es que te lean, cuanta más gente mejor. Pero por ahora tengo otras prioridades y la escritura es más un hobby. Quizá si algún día tengo tiempo de crear una historia más larga y estructurada, me anime a dar el salto.

- Dicen que cada personaje lleva siempre una parte del autor. Rasgos de su personalidad, pensamientos, apariencia... ¿Cree que es inevitable aportar a nuestros personajes algo de nosotros mismos?

Sin duda. Escribir es algo muy personal, siempre se vuelcan reflexiones o pensamientos íntimos, y los personajes son el reflejo del autor en el texto. Es inevitable, por muy trabajado que esté el personaje, que en el fondo no tengo algo nuestro.


- Algunos escritores aparecen de la noche a la mañana, otros se pasan años escribiendo hasta conseguir lo que buscan. ¿Termina todo lo que escribe o tiene borradores inacabados?

Claro que tengo borradores inacabados, párrafos sueltos o escenas sin terminar. Es muy complicado encontrar la historia estructurada y ordenada antes de redactar nada. Se empieza por una página, una escena, se busca la forma de unirlas, surgen nuevas historias, se hilan las tramas… y en ese proceso se reescriben cosas, se desechan otras y a veces  descubres que no es el momento de contar esa historia, y la dejas a un lado para otro momento. Nunca se termina de contar todo lo que se quiere, así que siempre se tienen borradores pendientes.



- Para todos aquellos que aun no se han animado a comenzar a escribir, cuéntenos, ¿qué se siente al sumergirse en el mundo de la escritura?

Escribir es enfrentarte a ti mismo, a lo que sientes, a lo que piensas, a lo que te asusta o te enfada, volcarlo en un papel y con ello, contar la historia que a ti te gustaría que fuera real. Cuando escribo siento el gran desahogo de decir lo que quería decir y de haberme ordenado por dentro. Y a veces la satisfacción de haber ajustado cuentas con el mundo.


- Ahora una cuestión de animación a la lectura para los más jóvenes, ¿qué libro recomendaría a un adolescente que aun no ha conseguido convertirse en lector?

La adolescencia siempre es una etapa complicada. Hay muchachas y muchachos que quizá sean más avispados y estén por encima de lo que se considera un “público joven”; y otros chavales que encuentren en esos libros una gran puerta de entrada al mundo de la lectura. Así que hacer recomendaciones es bastante subjetivo. Sin embargo, uno de los libros que más disfruté siendo adolescente y al que más cariño le tengo es Los tres mosqueteros de Alejandro Dumas. Lo tiene todo: acción, aventuras, historia y cada capítulo te deja con esa sensación de querer seguir leyendo sea la hora que sea.


- ¿A qué edad comenzó a interesarse por la lectura?

Desde muy jovencito, por culpa de mi madre. No puedo decir exactamente la edad, pero todavía conservo libros de cuando era pequeño y los buenos recuerdos de estar leyéndolos.


 - Los escritores son ante todo lectores, ¿cuál diría que es su autor favorito o su obra predilecta?

Creo que gran culpa de mi afición por la lectura y la escritura la tiene la obra de Arturo Pérez-Reverte. Cuando decidí dar el salto a leer “libros de mayores”, las primeras novelas que cogí fueron las suyas, así que le guardo un cariño especial. Como ya he dicho, la obra de Dumas también tiene gran importancia para mi, y general toda la literatura del siglo XIX. Son historias maravillosas que siempre consiguen atraparte.







PRÓXIMAMENTE...

Mañana entrevistaremos a Prado García Velázquez, autora española que ya ha publicado su primera novela, Tierra de Sol. 


Utopía Crítica.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada