27 de marzo de 2013

A.C. Graco.



Hoy entrevistamos a A.C.Graco, escritor chileno de 29 años que vive en Copiapó. Un gran admirador de Julio Verne, Da Vinci e Isaac Asimov, los visionarios del futuro y la ciencia ficción han hecho de él el escritor que es ahora.
Podemos conocer sus escritos en Facebook “Literatura Fénix”, poemas, pensamientos y una novela gratuita que se exhibe por capítulos una vez al mes.  
Escribió "Huracán: El Sentir de un Héroe" en sus primeros años de universidad y consiguió que publicaran su obra ocho años más tarde. Finalmente en la editorial Puerto de Escape, dedicada a la literatura fantástica, consiguió un hueco en este mundo literario a veces tan complejo.
A.C.Graco nos cuenta:

"Todo nació de un sueño que tuve, en el cual no era uno de los protagonistas, pero era un buen observador, este sueño duraba años y pasaba el tiempo en él, de hecho tengo la percepción de que incluso veía cómo pasaban los días. Fue muy extraño y tenía la idea en la cabeza y debía sacármela como fuera. La historia era bastante confusa y enredada, pero la ordené por acontecimientos y finalmente he querido dividirla en cinco partes, luego de escribir “El Sentir de un Héroe” comencé a escribir inmediatamente “Huracán: Fuerzas Naturales" y "Huracán: Más Allá del Tiempo” de forma paralela, la segunda y la tercera parte para así mantener el hilo, actualmente estoy finalizando la segunda y espero pronto llevarla a edición."


Tras la entrevista A.C. Graco nos hablará de su obra "Huracán: El Sentir de un Héroe", y si después seguimos queriendo más información podemos consultar la página web: www.huracannovela.com donde encontraremos historia, los personajes, los conceptos utilizados para la historia, una línea de tiempo explicativa y un capítulo gratuito completo. 





Nombre: A.C. Gacro, seudónimo.
País: Chile.
Estudios o profesión: Arquitecto, Universidad de la Serena Chile.
Edad: 29 años.







- ¿Cuándo despertó su pasión por la escritura?

Me es difícil especificar una fecha exacta, pues incluso desde antes de escribir ya inventaba historias, pero prefiero decir que desde que tengo memoria. En la niñez escribí poesía y algunos cuentos cortos, algunos concursos y esas cosas, en el grupo de Facebook “Literatura Fénix” se puede acceder a una selección de poemas. Aunque fue finalmente con “Huracán: El Sentir de un Héroe” (2002 -2005) que tomé el rumbo de la Literatura fantástica, la que siempre adoré leer.  


- Hay muchas personas que se pasan toda la vida soñando sin lanzarse a por ello. En ocasiones asusta el hecho de enfrentar nuestra obra a los ojos críticos de los editores. ¿Cómo y cuándo decidió que estaba preparado para publicar?

Un amigo muy sabio una vez me dijo: “La pureza del alma de una persona se demuestra dejando ciertos sentimientos que producen malas vibras” y estos son Miedo, Vergüenza y Envidia. Purificar el alma es un trabajo constante y sin sentir vergüenza se pueden alcanzar muchos más objetivos que se limitan por estos absurdos sentimientos. En mi caso personal nunca dudé en publicar, pero al estar terminado el libro, durante mis años de universidad debí acudir a apoyo. Apoyo que nunca se dio, pues lamentablemente en mi país el género está bastante dejado de lado, Chile es un país demasiado aterrizado. La publicación se limitaba por dos cosas, conseguir los fondos para editar y apoyo de una Editorial que se atreviera con el género, la Editorial Puerto de Escape se demostró interesada en la novela. Ya con estas dos cosas a favor se publicó el libro, pues la decisión estuvo tomada desde que se comenzó a escribir.     


- Dicen que cada personaje lleva siempre una parte del autor. Rasgos de su personalidad, pensamientos, apariencia... ¿Cree que es inevitable aportar a nuestos personajes algo de nosotros mismos?

En realidad, no creo que sea tan así, pues la mayoría de las veces el personaje nace de una inspiración fugaz, más que de una observación auto referente, es necesario caracterizarlo de acuerdo a la necesidad de la historia más que por un simple capricho del autor, comprendo que para profundizar en la psique del personaje creado, hay que hacer una introspección, recordar alguna vivencia pasada y la conslusión que se tuvo al vivirla, tal vez aquí haya un nexo entre el creador y el creado, pero es más bien una esencia más que una característica, podemos por ejemplo comparar una historia Autobiográfica como “Paula” de mi coterránea Isabel Allende y encontrar ciertas similitudes en su novela de Realismo Mágico “La Casa de los Espíritus”, el árbol genealógico de los personajes y su importancia dentro de la familia, pero si los examinamos nos damos cuenta de que solo es la esencia, no imagino a Sábato obsesionado con quien haya entendido su novela “El Tunel”. Más aun en el caso de la Ciencia Ficción, no creo que las tres leyes de la robótica de Isaac Asimov, provengan de alguna característica propia. La creación se hace más pura cuando aparece de la nada.  

- Algunos escritores aparecen de la noche a la mañana, otros se pasan años escribiendo hasta conseguir lo que buscan. ¿Termina todo lo que escribe o tiene borradores inacabados?

Me gustaría decir que no es así, pero tengo un montón de borradores sin acabar, pero eso tiene que ver con mi sistema de trabajo, aprovecho el momento de inspiración de la idea, escribo en un borrador la idea y luego la profundizo. Es igual con la poesía, se aprovecha el momento de inspiración, que puede esfumarse rápidamente. Escribir no funciona de una forma sistemática, no tendré inspiración a penas me siento frente a la laptop, es esta misma inspiración la que me va guiando con respecto a los tiempos de cada historia a veces he terminado poemas en menos de cinco minutos y otros los escribo por partes y tardan meses en acabarse, según reciba la misma clase de inspiración antes trabajada.   

- Para todos aquellos que aun no se han animado a comenzar a escribir, cuéntenos, ¿qué se siente al sumergirse en el mundo de la escritura?

La escritura es un universo únicamente limitado por tus propias ideas, el profundizarse en este universo puede desconectarte de toda rutina, te ayuda a despegar del aterrizado mundo en el que vivimos, yo lo veo como un escape, tanto leer como crear la lectura es para mí una liberación, un pequeño esfuerzo de la imaginación, un viaje a lugares maravillosos y lo mejor es que es gratis.   



- Ahora una cuestión de animación a la lectura para los más jóvenes, ¿qué libro recomendaría a un adolescente que aun no ha conseguido convertirse en lector?

La adolescencia es una etapa llena de acciones pasionales y búsquedas de identidad, recomendaría libros comunes a sus vivencias, “Seres de un Día” de Luis Alberto Heiremans es un libro bastante ligero y ágil. Cuatro historias distintas de tres seres que aprenden al concluir, una lección de vida. Los libros de Isabel Allende son en su mayoría de Realismo Mágico, bastante entretenido para adolescentes hay uno en especial que mezcla hechos reales con una historia de aventuras, “Hija de la Fortuna”, lo leí cuando tenía 15 años y me entretuvo bastante. “Huracán: El Sentir de un Héroe” es una novela con un adolescente como protagonista, que debe aprovechar cada aventura para encontrar una identidad y reconocer los sentimientos que ignora, creo que es recomendable para adolescentes igualmente.            



- ¿A qué edad comenzó a interesarse por la lectura?

El primer libro que leí completo y por decisión propia fue “Alicia en el País de las Maravillas” de Lewis Carroll, tenía alrededor de seis años, aunque tardé bastante en terminarlo, creo que fue el principio de un interés voraz por los libros de literatura fantástica, luego comencé a leer a Verne y no paré. Tuve la suerte de contar con una gran biblioteca en mi casa, a pesar de nuestra falta de recursos, por eso nunca me limité.      


- Los escritores son ante todo lectores, ¿cuál diría que es su autor favorito o su obra predilecta?

Tengo problemas en elegir tanto una obra como un autor predilecto, pues entre géneros tan distintos no creo que exista una comparación, pero en la poesía prefiero a Pablo Neruda, Nicanor Parra y Mario Benedetti, algunos de sus poemas son cercanos a sentimientos comunes que cualquiera puede identificar como propios, recuerdo “Testigo de uno Mismo” de Benedetti, en el que se hace una pequeña introspección tan sencilla pero a la vez profunda en la edad. En la novela es aun más difícil la decisión, pero ordenándolos por géneros creo que “Los Detectives Salvajes” de Roberto Bolaño es una excelente obra de misterio, “El Perfume” de Patrick Suskind es una obra bastante atípica y con un final bastante inesperado, lo que lo hace bastante atractivo al momento de concluir y destacable a la hora de mencionar personajes. En la fantasía he seguido a Julio Verrne desde que tengo memoria, “De la Tierra a la Luna” es un libro que me marcó en la niñez, más aun sabiendo que el autor había vivido mucho antes de que se pudiera siquiera imaginar algo así, es como el Da Vinci de la Escritura. Me gusta el Estilo de Isaac Asimov a la hora de entender la naturaleza de la Maquina, “El Hombre Bicentenario” es una obra sensible que intenta entablar aquella diferencia entre el sentimiento y el razonamiento con un exquisito toque romántico.
Así podría seguir toda la noche, destacar también a Borges, García Márquez y un sinfín de escritores, pero solo destacaría estas obras por haberme marcado personalmente.        


LA HISTORIA CONTADA POR SU AUTOR

Graves problemas debe enfrentar el planeta después del Gran Impacto. La tierra dividida en dos, una sombría Orden Balancista, guerras interminables con múltiples verdugos, seres sintéticos creados para combatir, dispuestos a todo por existir.


Los Sintéticos fueron exiliados a Destello, Planeta que significó la razón de la guerra entre las dos grandes naciones que acaparaban la Tierra, “Águila Nevada” al Occidente y “Tierras del Sol” al Oriente. Fueron en un principio creados para luchar por cada uno de estos países, pero una vez que acabo la pugna los creyeron peligrosos. La Orden Balancista, encargada de mantener el equilibrio entre ambos países, es quien toma la decisión, sin saber que con esto comenzaría una batalla aun mayor.


Sin embargo un accidente llevaría a continuar esta nueva guerra muchos años en el pasado, cuando la tierra, totalmente indefensa y desconociendo las consecuencias de los errores de otros tiempos, está libre para ser allanada. El “adimirio”, un extraño mineral principal fuente de energía de las unidades sintéticas, tiene yacimientos a las afueras de una pequeña ciudad en medio del desierto llamada “Ángel Blanco”, al norte de País Austral.


Lázaro Costa, recién llegado a Ángel Blanco, es un atípico adolescente que se mantiene adyacente a la sociedad, carece de sentimientos y es blanco de dudas en su nuevo colegio. Hasta que conoce a un misterioso encapuchado y a un enigmático psicólogo que lo guiarán hacia un insospechado destino: proteger su nuevo hogar de los invasores y descubrir nuevos lazos fraternales necesarios para dejar atrás su soledad.


A.C. Graco nos comenta al respecto que: "Lázaro Costa es un chico extraño, callado y sin relacionarse con ninguno de sus pares en el colegio ni en su medio, es víctima de dudas y fastidio por parte de sus compañeros de escuela, hasta que conoce a dos personajes igualmente particulares. Esteban Prado, el psicólogo del Colegio, el cual le enseña a reconocer los sentimientos y guiarlo hacia los lazos fraternales y un extraño encapuchado que lo guía hacia misteriosas aventuras y misiones como un aprendiz de héroe, ambos tiempos se entrecruzan cuando esto sucede."


Para terminar nos anima a sumergirnos en sus páginas que están más allá del género fantástico, con un fondo emocional.

"Si bien la novela se enmarca en el Género Fantástico, tiene un trasfondo sensible pues busca dilucidar las diferencias entre sentimientos y sentido común y de cómo estos en su buen uso pueden concluir en lazos fraternales. Ejemplos de auto superación, amistad y lealtad."



PRÓXIMAMENTE...

Esteban Pillado, de 27 años, nos contará desde México sus experiencias en el mundo de la escritura. El autor de Almas Oscuras también nos hablará de su obra. 



Utopía Crítica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada